• Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt

VIVIR CON ESPERANZA

Publicado Agosto 13 / 2018. Por Jacinto Rojas Ramos
*

"De la tristeza a la esperanza"

El título de esta reflexión seguramente ha pasado por la mente de todos los que alguna vez hemos llorado, los que alguna vez hemos sufrido y los que alguna vez nos hemos deprimido; la tristeza es un sentimiento que jamás vamos a evitar que llegue a la vida, siempre habrá situaciones que provocarán tristeza y preocupación. Ahora propongo que reflexionemos en ese momento cuando tenemos un nudo en la garganta y nos sentimos desanimados, ¿Qué debemos hacer? ¿Cómo debemos de actuar? ¿Por qué me pasa esto?
Hay muchas preguntas que nos vienen a la mente y es allí cuando el enemigo hace deleite de nuestra situación, debemos estar listos para saber defendernos ante el espíritu de la tristeza, ya que es uno de los espíritus más fuertes y que cuando nos toca quiere destruirnos. Para ello debemos saber que no estamos batallando solos y que si Dios está con nosotros somos más que vencedores y llegará la brillante esperanza.
a) La tristeza no tiene poder: Cuando nos sentimos tristes, el poder al sentimiento de la tristeza se lo damos nosotros, cada uno decidimos como sentirnos, hay muchas personas que cuando están tristes se encierran en sus habitaciones, no les gusta salir e incluso escuchan canciones melancólicas, es ahí cuando le damos poder a la tristeza, tenga presente que solamente usted y únicamente usted decide como sentirse.
b) La tristeza se desarrolla en la abundancia de tiempo: Una mente desocupada provoca pensamientos inadecuados, aquellas personas que no tienen metas, sueños, proyectos y que buena parte de su día se dedican solamente a existir, son las victimas perfectas para que la tristeza haga mella en ellas, debemos ser personas emprendedoras, Dios nos ha bendecido con la vida y es el momento de definir metas y trabajar por alcanzarlas.
c) La tristeza siempre será negativa: Cuando estamos tristes los aspectos positivos de la vida no significan nada, comenzamos a enojarnos por no tener una vida distinta, por no ser diferentes, comenzamos a ver lo malo del trabajo, lo malo de los estudios, lo malo de la familia y olvidamos todo aquello positivo y bueno; debemos recordar que muchas de las personas que están sufriendo o carecen de oportunidades anhelan nuestra situación, démonos cuenta que solamente el hecho de poder despertar en las mañanas es una buena oportunidad para lograr lo que nos propongamos, todo lo que se nos ha permitido vivir es una bendición, debemos saber que a pesar de lo negativo que sintamos el existir, Dios nos ha dado la vida y tiene un propósito hermoso para para cada uno.
d) La tristeza se vence con la ayuda de Dios: Ciertamente depende de nosotros decidir qué hacer con nuestra situación, podemos encerrarnos y llorar y no buscar alguna alternativa, pero lo primero que debemos hacer es buscar la comunión con Dios, dejemos afuera toda música triste, todo aquello que nos ate a un estado depresivo y busquemos escuchar alabanzas, leamos la biblia, salgamos a pasear, disfrutemos el día, no permitamos que la tristeza nos ciegue y sobretodo oremos, la oración, lanza fuera toda decepción, todo aquello que no es positivo, platiquemos con Dios, él está dispuesto a escucharnos a la hora que sea.
Aunque parezca difícil el momento, no lo es, si nos tomamos de la mano de Cristo, podemos sobrellevar todo lo que se nos ponga enfrente, aunque sintamos que no podemos salir de la situación, Cristo es la solución, démosle la oportunidad que nos muestre que se puede ser feliz en medio de la adversidad.
Es posible superar la tristeza y ser feliz, aunque nuestro entorno vaya mal, porque Cristo, nuestra esperanza es el remedio para toda tristeza.
rjacitno_9@hotmail.com