• Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt

60 segundos

Publicado Agosto 15 / 2018.. Por Raúl González Rivera
*

PLAZA ÁNIMAS, HISTORIA
PLAGADA DE HECHOS Y COSAS

La historia de la Plaza Ánimas está salpicada de hechos y cosas que llaman necesariamente a la curiosidad de cualquiera.
Cuando llueve intensamente se inunda su estacionamiento prácticamente en su totalidad.
Los empresarios de la plaza quisieron cobrar el aparcamiento vehicular a las clientelas de sus establecimientos comerciales y perdieron la batalla, porque los locatarios no coincidieron con dicho cobro y el Ayuntamiento, invocando el servicio al público usuario de las tiendas departamentales, asestó una derrota a los empresarios que perdieron irremediablemente la contienda jurídica, porque el derecho no les asistía.
La plaza se sitúa en el corazón de lo que fueron las enormes y bellísimas áreas verdes, cafetales, naranjales y una gran variedad de árboles y plantas, que permitieron entonces que a Xalapa se le calificara como la ciudad de las flores.
Lamentablemente, para la belleza natural de la ciudad ese atractivo se lo quitó el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, cuando a oídos suyos llegó la especie de que allí se daba un latifundio o minifundio y que lo explotaba una sola familia. Por supuesto que esta última trabajaba la tierra produciendo el grano aromático en cantidades industriales, como lo denotaba la flotilla de camiones de redilas llevando en fecha de corte a miles de jornaleros y cortadores de café.
El régimen federal –según se cuenta– no toleró que le contaran que se trataba de grandes extensiones de tierra en la capital del estado de Veracruz, así que antes de confiscarlas arrancó su fraccionamiento construyendo desde entonces los destinos residenciales, más de 20 que a la fecha se han edificado, pero en la entrada de la más antigua de sus áreas residenciales, como testimonio de lo que fue, se yergue la campana de lo que fuera parte de su maquinaria destinada a la conversión de la plantación de rigor en el grano que todos conocen.
Por supuesto que cuando se abrió la Plaza Ánimas algunos dijeron que provocaría el cierre de la Plaza Crystal, lo cual resultó incierto, empero en la zona de Las Ánimas numerosas han sido las circunstancias que a ciencia cierta no le permiten un desarrollo armónico y con complacencia de sus inquilinos, los comerciantes, sus clientelas y visitantes a los antros y cinematógrafos que cuenta en sus interiores.
Así las cosas, algún soplón llegó a palacio municipal y le dijo al oído de quien se debe, que se estaba cayendo la rampa que sirve de tejado al estacionamiento vehicular, lo cual podría entrañar un riesgo inminente para decenas de automovilistas y usuarios de a pie, lo que derivó en una acción, sin anunciarla previamente, a través de Protección Civil Municipal, cerrando el aparcamiento vehicular, pero sin pormenorizar que el resto de la edificación está a salvo de cualquier colapso. La falta de una información técnica y completa por parte de autoridades edilicias, queda como nota distintiva de un acto que bien puede dar pie para que los dueños de la plaza puedan emprender una demanda por reparación de daños, ya que las ventas de sus locales comerciales han caído en 80 por ciento, así como a los bancos, los cuales desde hace más de ocho días registran una afluencia histórica, como lo hacen saber solamente cinco cuentahabientes hasta por espacio de una hora.
Y es que así como el alcalde Hipólito Rodríguez ha dicho que no hay mayor peligro, que el resto de la plaza está en condiciones de seguir prestando servicios a la sociedad xalapeña, los especialista en puentes y construcciones han advertido que el daño es estructural y que la inminencia está en que el edificio en su totalidad pueda colapsarse, lo que acarrearía verdaderas consecuencias y quizá fatales, lo mismo para consumidores de a pie, como automovilistas. Esperemos.

* SEGUIRÁN LOS TANDEOS
PORQUE NO HAY AGUA

La sola especie provoca estados de hilaridad y enojo social.
Que trata de advertir la autoridad municipal y la CMAS, cuando advierten que deberán continuar los tandeos, que esperan que siga lloviendo con intensidad y que los xalapeños abran sus tanques y coloquen depósitos y ollas para recibir el agua que manda el dios Tláloc, porque las fuentes distribuidoras del vital líquido que la traen a Xalapa, simplemente están cerrando sus válvulas.
Esta nota es espeluznante y preocupa al total de la comunidad capitalina, pues al menos en los últimos quince años la autoridad edilicia ha anunciado cantidades monumentales de dinero aplicados en una majestuosa obra hidráulica, a raíz de que el señor Vicente Fox, siendo presidente de la República, anunciaba el "programa de desarrollo integral" consistente precisamente en dotar a Xalapa de la obra que le permitiera sacar adelante un problema, que no era añejo, pero que derivaba como consecuencia de la anárquica conformación de colonias populares con gente procedente de otros lugares de la república y que se establecieron con la complicidad de seudo líderes sociales y funcionarios municipales.
Empero, sobre la obra hidráulica, de siempre cuatro ex alcaldes informaron a detalle las inversiones que nadie vio precisamente con la introducción de tubería de grandes dimensiones, tanques de almacenamiento del vital líquido y enriquecimiento de las presas que concentran el agua que llega, sobre todo, de la vecina entidad de Puebla de los Ángeles. Empero, ahora le dicen a los xalapeños que hay desabasto permanente porque la población creció y que si no quieren que falte en sus viviendas deberán ayudarse captando el vital líquido que cae del cielo.
Sin embargo, con pormenores específicamente de carácter técnico y con estudios fehacientes en la materia, nadie los conoce, y mucho menos los funcionarios de la CMAS o el regidor encargado del rubro han dicho algo. El consumidor del común tiene derecho a saber con pelos y señales, entonces, cómo es que además de anunciarse proyectos millonarios para satisfacer la demanda de agua en Xalapa, a todos los consumidores y contribuyentes les imponen periódicamente alzas en las tarifas por consumo, al grado de cobrar las cuotas descabelladas, como que en un mes el consumo tiene un precio de cuatrocientos pesos y al mes siguiente casi dos mil pesos.
Alguien miente o las cuentas no les salen. Pero Xalapa no merece un trato semejante y mucho menos siendo que se han hecho supuestas inversiones millonarias en los preparativos para los tiempos de estiaje y verdadera escasez del vital líquido, para que ahora, como a Chuchita, no le expliquen cómo es que la bolsearon y que nadie se percató del osado atraco a los bolsillos de más de medio millón de habitantes con que cuenta la otrora Atenas veracruzana.

* EL DEMÓCRATA ERNESTO ZEDILLO
REDUJO NÚMERO DE MINISTROS

Ernesto Zedillo Ponce de León debiera ser un orgullo para la causa del viejo régimen por doble partida, porque fue el primero en hacer de la democracia un ejemplo, cuando aceptó que su partido, el PRI, había perdido irremediablemente la elección ante el panista Vicente Fox.
Y la otra histórica propuesta presidencial que el Congreso le aceptó de excelente agrado, cuando precisamente habiendo reconocido que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación eran los más altos asalariados de la burocracia nacional, no les redujo sus salarios, pero cortó de tajo a diez ministros, cuando en dicho poder judicial despachaban 21 personajes de toga y birrete.
Por supuesto que la sociedad mexicana reconoció ampliamente la medida aplicada por Zedillo Ponce de León, un economista de profesión egresado del Instituto Politécnico Nacional, asiduo a los "rápidos" de Jalcomulco, en donde sus habitantes eran saludados frecuentemente por el entonces presidente y después de que EZPL dejara la residencia oficial de Los Pinos.
El legendario "error de diciembre" con que arrancó la gestión de Zedillo, atacando los yerros financieros que le había heredado la administración de Carlos Salinas de Gortari, auguraron un gobierno como fue el del egresado del Poli, sin grandes aspavientos, con bastantes restricciones financieras y al cual la sociedad, mayoritariamente priista, o simpatizantes del ex partido aplanadora, no le "perdonaron" que entregara la estafeta presidencial al partido albiazul y menos al populista Vicente Fox Quezada.
Empero, al presidente Zedillo algunos demandaron que cortara los salarios abultadísimos que de siempre han cobrado los ministros de la Corte, sobre todo porque la actuación de aquéllos para mantener un estado de derecho, quedaba siempre en el limbo, así que el régimen optó por eliminar de la nómina a diez ministros.
La medida fue aplaudida de manera vasta por abogados postulantes, así como por los propios funcionarios de la judicatura federal y gente del pueblo que no consiente siquiera, en el ayer y el ahora, que haya funcionarios altamente asalariados, en tanto más de ochenta millones de mexicanos apenas perciben lo necesario para no morirse de hambre.
Once ministros han despachado en los umbrales del Poder Judicial federal y qué bueno, sólo que hay quienes sugieren que a semejanza de como sucede en otros países, inclusive del llamado primer mundo, con menos ministros, sus Cortes trabajan con singular eficiencia, lo que hace presumir a no pocos que si solamente quedaran seis representantes de la Corte, las cuestiones de la justicia podrían caminar por una senda mucho más justa y equitativa.
Lo anterior, porque se acusa que a los señores ministros no se les debe reducir su tajada salarial y dicho por Olga Sánchez Cordero, la ex ministra y ahora potencial secretaria de Gobernación en el nuevo gabinete presidencial que encabezará AMLO, es cierto, no obstante que el mandatario electo haya anunciado que nadie en este país, en cualquiera de sus tres jerarquías burocráticas, puede percibir un salario superior al que cobrará el jefe del Estado mexicano. Al tiempo.