• Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt

México fue exhibido

Publicado Noviembre 17, 2018. Por:EFE/Argentina

Image Alt

La mala racha del interinato de Ricardo Ferretti en la Selección Mexicana continúa, el Tri ya acumula cuatro derrotas bajo las órdenes del brasileño y ahora el victimario fue Argentina, que hizo ver muy mal por momentos a México, que simplemente demuestra que todo este cambio que está viviendo le está costando más de lo que se tenía contemplado.
El Tri no jugó a nada en la cancha del Mario Alberto Kempes, tuvo un inicio bueno con dos jugadas de peligro en el arco de Agustín Marchesín y después se dedicó a contener a la ofensiva local que llegó a atacar hasta con seis elementos al mismo tiempo.
El primer aviso de la Selección Mexicana fue antes de que el reloj marcara los primeros cinco minutos, Raúl Jiménez con la cabeza puso el balón en el travesaño e instantes después el mismo atacante del Wolverhampton inglés falló en un mano a mano frente a Marche.
Con el pasar del tiempo, México fue perdiendo personalidad, los errores en la zaga se volvieron una constante, jugadores como Marco Fabián demostraron que no tienen ritmo de juego ante la falta de minutos en sus clubes y eso terminó por cobrarle al Tri prácticamente jugar con uno menos, pues el tapatío estaba perdido dentro del campo.
A pesar del orden con el que el Tri desarmó todas las jugadas, Ochoa tuvo que ponerse el trae de héroe una vez más, el arquero tapó hasta tres ocasiones de gol, resolviendo los errores de Néstor Araujo y Diego Reyes.
Cuando parecía que México salía vivo del primer tiempo, una jugada a balón parado ocasionó que Ramiro Funes Mori rematara ante una débil maca y así vencer a Ochoa, que nada pudo hacer.
Para el segundo tiempo el Tuca hizo algunos cambios para devolverle la personalidad a una Selección que parecía estar espantada de un ambiente poco común para ellos, pues a pesar de que el Estadio Mario Kempes no se llenó, hizo sentir al Tri todas las incomodidades posibles.
Argentina bajó sus revoluciones y eso hizo ver un poco mejor al Tri, pero cuando la Albiceleste volvió a tomarse el juego en serio hizo lo que quiso y ocasionó el autogol de Isaac Brizuela, quien tuvo que bajar a la defensa ante la ausencia de Néstor Araujo, quien estaba recibiendo atención médica.
El próximo martes se jugará el segundo partido entre estos dos equipos, pero será en la sede de Mendoza y se espera que para ese juego el Tuca le dé minutos a los elementos de la Liga MX, porque varios de los europeos volverán a sus clubes.